MÉDICO DIGESTIVO SANTA CRUZ DE TENERIFE

MEDICO ESPECIALISTA EN APARATO DIGESTIVO. SANTA CRUZ de TENERIFE. Endoscopia y Consulta Dr Onofre Alarcón Fernández CITA previa: 922 205417 . También en Hospital Parque 922 274400. We speak English

Enfermedad de Crohn

Publicada el: 10 jul de 2011

Gran parte de esta información ha sido obtenida de la página en español de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos

Aunque la causa exacta de la enfermedad de Crohn se desconoce, la afección está ligada a un problema con la respuesta del sistema inmunitario del cuerpo.Normalmente, el sistema inmunitario ayuda a proteger al cuerpo, pero en pacientes con la enfermedad de Crohn y otros tipos de enfermedad inflamatoria intestinal , el sistema inmunitario no puede establecer la diferencia entre el tejido corporal normal y las sustancias extrañas. El resultado es una respuesta inmunitaria hiperactiva que lleva a una inflamación crónica, denominada trastorno autoinmunitario.Las personas con enfermedad de Crohn tienen inflamación continua (crónica) del tracto gastrointestinal. La enfermedad de Crohn puede ocurrir en cualquier parte del tubo digestivo y puede haber zonas de tejido sano entre las áreas afectadas. La inflamación continua lleva al engrosamiento de la pared intestinal.

Existen tipos diferentes de enfermedad de Crohn, dependiendo de la parte del tracto gastrointestinal que esté afectada. La enfermedad de Crohn puede comprometer el intestino delgado, el intestino grueso, el recto o incluso el esófago, estómago o la boca aunque estos tres últimos casos son muy poco frecuentes  .

Los genes de una persona y los factores ambientales parecen jugar un papel en el desarrollo de la enfermedad de Crohn, pero parece ser que también el organismo puede estar reaccionando en forma exagerada a bacterias normales en los intestinos.

La enfermedad puede ocurrir a cualquier edad, pero generalmente se presenta en personas entre los 15 y los 35 años. Hay un mayor riesgo entre los familiares de personas  con la enfermedad de Crohn. El tabaquismo está relacionado y aumenta la posibilidad de tener nuevos brotes o recaídas.

Síntomas

Los síntomas dependen de la parte del tracto gastrointestinal que esté afectada. Estos síntomas pueden fluctuar de leves a severos, y pueden aparecer y desaparecer con períodos de reagudización.

-Los principales síntomas son:

Dolor abdominal  con cólicos

Fiebre

Fatiga

Inapetencia

Dolor con las deposiciones

Diarrea acuosa y persistente

Pérdida de peso involuntaria

-Otros síntomas pueden ser estreñimiento, inflamación de los ojos,fístulas (generalmente alrededor del área rectal que pueden causar drenaje de pus, moco o heces),dolor articular inflamación del hígado,úlceras bucales,sangrado rectal y sangre en las heces,úlceras en la piel,encías inflamadas

Pruebas y exámenes

Un examen físico puede revelar sensibilidad o una masa abdominal, salpullido, articulaciones inflamadas o úlceras bucales. Los exámenes para diagnosticar la enfermedad de Crohn abarcan:

Enema opaco

Colonoscopia

Tomografía computarizada (TC) del abdomen

Endoscopia, incluyendo endoscopia por cápsula

Resonancia magnética (RM) del abdomen

Sigmoidoscopia

Enteroscopia

Tránsito esofagogastroduodenal

Se puede realizar un coprocultivo para descartar otras causas posibles de los síntomas.

Esta enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:

Albúmina, Proteína C reactiva velocidad de sedimentación,Hemoglobina

Pruebas de la función hepática,Glóbulos blancos

Tratamiento

No se ha demostrado que alguna dieta mejore o empeore los síntomas en la enfermedad de Crohn. Los problemas de alimentos específicos pueden variar de una persona a otra.Se debe hacer una alimentación sana y bien balanceada. Es importante que obtenga suficientes calorías, proteínas y nutrientes esenciales de una variedad de grupos de alimentos.

Ciertos tipos de alimentos pueden empeorar la diarrea y síntomas de gases. El problema es más probable durante períodos cuando los síntomas están presentes. Los posibles cambios que usted puede hacer a su dieta comprenden:

Comer cantidades pequeñas de alimento a lo largo del día.

Beber mucha agua (consumo frecuente de cantidades pequeñas a lo largo del día).

Evitar los alimentos ricos en fibra (salvado, alubias, nueces, semillas y palomitas de maíz).

Evitar los alimentos grasos, grasosos o fritos y las salsas (mantequilla, margarina y crema espesa).

Si su cuerpo no digiere bien los productos lácteos, redúzcalos. Ensaye con quesos bajos en lactosa, como el queso suizo y Cheddar, y un producto enzimático, como Lactaid, para ayudar a descomponer la lactosa.

Evitar alimentos que usted sabe que le causan gases, como legumbres, alimentos picantes, repollo, brócoli, coliflor, frutas y jugos de frutas crudas (sobre todo cítricos).

ESTRÉS

Usted se puede sentir preocupado, avergonzado o incluso triste y deprimido por tener un accidente intestinal. Otros eventos estresantes en su vida, como mudarse, perder el trabajo o la pérdida de un ser querido, pueden causar problemas digestivos.

Pregúntele al médico  por consejos sobre cómo manejar el estrés.

MEDICAMENTOS

Usted puede tomar medicamentos para tratar la diarrea muy intensa. La loperamida (Imodium) se consigue sin necesidad de receta. Siempre consulte con el médico  antes de tomar estos medicamentos.

Otros medicamentos para ayudar con los síntomas abarcan:

Los suplementos de fibra pueden aliviar los síntomas. Usted puede comprar el polvo de psyllium  o metilcelulosa  sin necesidad de receta. Pregúntele a su médico sobre estos productos.

Siempre consulte con el médico antes de utilizar cualquier medicamento laxante.

Puede usar paracetamol para el dolor leve.

Medicamentos como el ácido acetilsalicílico (aspirina), el ibuprofeno o el naproxeno pueden empeorar los síntomas.

El médico también puede darle una receta para analgésicos más fuertes.

Los medicamentos que se pueden recetar abarcan:

Los aminosalicilatos (5-ASA) son medicamentos que ayudan a controlar la inflamación de leve a moderada. Algunas formas de estos medicamentos se toman por vía oral, mientras que otras se deben administrar por vía rectal.

Los corticosteroides (prednisona y metilprednisolona) se utilizan para tratar la enfermedad de Crohn de moderada a grave. Se pueden tomar por vía oral o rectal.

Los medicamentos como azatioprina o 6-mercaptopurina calman la respuesta inmunitaria del cuerpo.

Los antibióticos se pueden prescribir para los abscesos o fístulas.

La terapia biológica se utiliza para tratar pacientes con enfermedad de Crohn grave que no responden a ningún otro tipo de medicamento. Los medicamentos en este grupo abarcan Infliximab (Remicade), adalimumab (Humira), certolizumab (Cimzia) y natalizumab (Tysabri).

CIRUGÍA

Si los medicamentos no funcionan, se puede necesitar un tipo de cirugía llamada resección del intestino para extirpar una parte dañada o enferma del intestino o para drenar un absceso. Sin embargo, extirpar la porción afectada del intestino no cura la enfermedad.

Los pacientes con enfermedad de Crohn que no responden a los medicamentos pueden necesitar cirugía, especialmente cuando hay complicaciones tales como:

Sangrado (hemorragia)

Retraso en el crecimiento (en niños)

Fístulas (conexiones anormales entre los intestinos y otra área del cuerpo)

Infecciones (abscesos)

Estrechamiento (estenosis) del intestino

Algunos pacientes pueden necesitar cirugía para extirpar todo el intestino grueso (colon) con o sin el recto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: