Un artículo publicado en el número de enero de 2014 en Gastroenterology la revista de la Asociación Americana de Gastroenterología , que también le dedica un editorial al tema, aporta más información sobre la utilidad de la dieta en pacientes con síndrome de intestino irritable.

Un alto porcentaje de pacientes con colon irritable notan que sus síntomas empeoran después de las comidas. Esto hace que de manera intuitiva dejen de comer muchos alimentos en un intento de mejorar sus molestias. Sin embargo hasta hace relativamente poco no se había podido averiguar qué alimentos son los que están implicados en el empeoramiento de las molestias de los pacientes con colon irritable.  Otro estudio publicado hace un par de años (Fodmap American Journal of Gastroenterology) fue uno de los primeros que demostró esta relación.

Esta nueva publicación parece confirmar estos hallazgos. Los denominados alimentos FODMAP (siglas en inglés de “low fermentable oligosaccharides, disaccharides, monosaccharides and polyols , es decir oligosacáridos, disacáridos y monosacáridos poco fermentables y polioles) desencadenan  los síntomas porque actúan sobre las paredes del tubo digestivo, bien por un estímulo químico o bien por aumento de la distensión del intestino. Si bien esto no es la causa última de esta enfermedad, dado que sujetos sanos toleran perfectamente estos alimentos sin ningún problema, en los pacientes con colon irritable los síntomas empeoran. En el artículo de Gastroenterology se aconseja utilizar este tipo de dieta como tratamiento de primera línea en los pacientes con colon irritable.

Puede encontrar más información en español sobre esta dieta en el siguiente enlace

En la esta gráfica  se explica el mecanismo de acción de la dieta FODMAP

Mecanismo de acción de dietas FODMAP