Una úlcera es una llaga en la piel o mucosa de la pared del estómago o del duodeno.Las creencias populares siempre han relacionado las úlceras con el consumo de algunos alimentos. Aunque algunas comidas, determinadas bebidas y el picante pueden producir dispepsia no hay datos que demuestren que ningún alimento sea la causa de las úlceras ni de que ninguna comida concreta empeore o reactive las úlceras gástricas o duodenales.

Ulcera

Aunque durante mucho tiempo se creyó que las úlceras eran causadas por el estrés o por algunos alimentos, hoy día se sabe que la inmensa mayoría de las úlceras son originadas por:

Las úlceras gástricas son las que están en el estómago mientras que las que aparecen en el duodeno (la primera parte del intestino delgado) se denominan úlceras duodenales.Algunas personas con úlcera no tienen ningún síntoma. Otras pueden tener molestias muy diferentes que incluyen:

  • Dolor en la parte superior del abdomen. Este dolor pueden aparecer tras las comidas o al contrario aliviarse al comer , dependiendo de que se trate de úlceras gástricas o duodenales.
  •  Distensión o sensación de llenarse enseguida con pequeñas cantidades de comida
  • Falta de apetito
  • Náuseas o vómitos
  • Si embargo la acidez , la sensación de reflujo ascendiendo desde la parte alta del estómago hacia el pecho no es un síntoma de úlcera sino de una enfermedad diferente denominada enfermedad por reflujo gastro esofágico.

Todos estos síntomas pueden ser causados también por otras enfermedades por lo que no debe una  autodiagnosticarse y se debe consultar siempre con un médico en caso de presentar síntomas. Casi siempre es necesaria una endoscopia para poder diagnosticar las úlceras.

Endoscopia A veces las úlceras pueden causar complicaciones entre las que se incluyen:

  • Hemorragias digestivas, bien con presencia de heces negras que parecen alquitrán o por la aparición de vómitos de sangre que puede ser roja o negra similar a los posos del café
  • Perforación de la pared del estómago o del duodeno

Desde el descubrimiento del Helicobacter pylori y el estudio de las causas de la úlcera ésta ha dejado de ser una enfermedad crónica, lo que no quiere decir que en algunos casos no pueda volver a aparecer, por ejemplo en personas que toman antinflamatorios prolongadamente . Antes de la existencia de tratamientos contra el H pylori tres de cada cuatro pacientes con úlcera duodenal recaían. Tras los tratamientos contra el Helicobacter las úlceras duodenales recaen en menos del 10% de los casos . El tratamiento de mantenimiento después de la erradicación del Helicobacter pylori solamente se recomienda para pacientes de alto riesgo que incluyen:

  • Historia de complicaciones (sangrado o perforación de la úlcera)
  • Recurrencias frecuentes
  • Ulceras refractarias, mayores de 2 cm o con fibrosis marcada

Además es importente evitar aquellos factores que pueden contribuir a empeorar las úlceras como los antiinflamatorios, el tabaco o la ingesta de alcohol.Hay algunas enfermedades como estados de hipersecreción de ácido (el síndrome de Zollinger Ellison) , trastornos vasculares, la enfermedad de Crohn o la uremia que pueden ser causa de úlceras refractarias al tratamiento médico.

  • El café es un estimulante de la secreción de ácido y produce dispepsia en mucha gente, posiblemente por aumentar el reflujo. Sin embargo no hay evidencia científica de que el consumo de café sea un riego para la aparición de úlceras.
  • Las intolerancias a ciertos alimentos son referidas con bastante frecuencia por los  pacientes con diversos problemas digestivos, pero parecen estar relacionadas con sensibilidad a determinadas sustancias de los alimentos. No hay ninguna evidencia científica de que las intolerancias alimentarias ocasionen la formación de úlceras.
  • Aunque en el pasado los médicos solían aconsejar a los pacientes con úlceras que hiciesen una dieta blanda tampoco hay ninguna evidencia de que este tipo de dietas ayude a curar las úlceras (Baron HH, Wastell C. Medical treatment. In: Chronic duodenal ulcer, Wastell C (Ed), Butterworths, London 1972. p.117). De hecho el hacer varias comidas al día de pequeño volumen puede llegar a producir una estimulación continuada en la producción de ácido y comer algo al acostarse estimula la secreción ácida nocturna.
  •  Paradójicamente el consumo de picante se relacionó en un estudio con una menor aparición de úlceras duodenales, posiblemente porque favorece la adaptación de la pared duodenal  El picante si favorece la aparición de enfermedad por reflujo gasto esofágico.
  •  La leche se utilizó durante décadas para tratar los síntomas de la úlcera porque se creía que neutralizaba el ácido. Con el cambio de las modas “populares” ahora se le culpa de todos los males relacionados con el aparato digestivo. Por un lado la leche estimula más la secreción de ácido que la que neutraliza porque es muy rica en calcio y proteínas. Por otra parte la leche contiene fosfolípidos y prostaglandina E2 y es posible que tenga acciones antiulcerosas que superen a las de la estimulación de la producción de ácido. Por lo tanto no debe recomendarse a los pacientes que no la consuman si no notan específicamente molestias al hacerlo.

En resumidas cuentas hay que recordar que una úlcera es una llaga en el estómago o el duodeno y por lo tanto pueden aparecer molestias tras las comidas porque al comer se está estimulando la producción de ácido y haciendo trabajar más a órganos dañados. Sin embargo la úlcera ha dejado de ser una enfermedad crónica desde el descubrimiento del Helicobacter pylori y del papel de los antiinflamatorios en la enfermedad ulcerosa. Por tanto un paciente con úlcera debe tener ciertas precauciones iniciales, mientras está con el tratamiento pero aunque durante mucho tiempo se ha sido muy estricto con la dieta de los pacientes ulcerosos hoy se sabe que la dieta en sí ni es un causante ni un agravante de la enfermedad. El paciente con úlcera puede y debe llevar una vida normal. Lógicamente mientras se hace un tratamiento y se consigue su curación el paciente puede sentirse más molesto si consume determinados alimentos, especialmente aquellos que aumentan la producción de ácido como las grasas o las comidas muy ricas en proteínas. Pero estos alimentos no son la causa de las úlceras. Solamente se recomienda a los pacientes con úlcera no tomar aquellos alimentos que a cada uno “le sienten mal”. Sí es recomendable no abusar del café, no fumar y no ingerir bebidas alcohólicas.Una vez curada la úlcera el paciente puede hacer una dieta normal.