La revista Clinical Gastroenterology and Hepatology  de la Asociación Americana de Gastroenterología nos ha aceptado un trabajo que hemos  realizado en el Servicio de Digestivo del Hospital Universitario de Canarias sobre el uso de la cápsula endoscópica de colon en el cribado del cáncer de colon.

Art cgh

El cáncer de colon es uno de los más frecuentes en nuestro país. Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer en España, en los varones es el tercero en frecuencia, detrás del cáncer de pulmón y próstata. En las mujeres es el segundo en frecuencia, detrás del de mama. Sin embargo, si se tienen en cuenta ambos sexos el cáncer con mayor incidencia es el colorrectal (15%), el que produce una más alta mortalidad es el cáncer de pulmón (20,6%), y el que tiene una prevalencia a cinco años más alta es el cáncer de mama (17,9%). Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica, se calcula una incidencia de 32.240 pacientes al años en España, siendo responsable de 14.700 fallecimientos y una prevalencia a cinco años de 89.705 casos. La mayoría de los casos se diagnostican entre los 65 y los 75 años, con un máximo a los 70, aunque se registran casos desde los 35-40 años. Los casos que aparecen a edades tempranas suelen tener una predisposición genética.

El cáncer de colon se puede prevenir. Un porcentaje importante de tumores del colon se origina a partir de lesiones denominadas pólipos. Algunos de éstos, especialmente los pólipos adenovellosos y los adenomas, pueden crecer y al aumentar de tamaño  llegar a producir degeneraciones neoclásicas, apareciendo finalmente un cáncer. Esto ocurre a lo largo de varios años, por lo que que si se detectan a tiempo los pólipos se pueden extirpar mediante una colonoscopia y prevenir la aparición del cáncer de colon y recto. Tener familiares de primer grado que hayan tenido cáncer de colon o recto aumenta el riesgo de padecerlo, por lo que está especialmente indicada la realización de pruebas de chequeo en esas personas.Los métodos de chequeo del colon más usados son la colonoscopia y la determinación de sangre oculta en heces. Hasta la fecha no se había valorado la posibilidad de utilizar la cápsula endoscópica como chequeo del cáncer de colon

La cápsula del colon es un aparato que mide aproximadamente 23×11 mm. Tiene dos cámaras de televisión, una en cada extremo,que permiten hacer una grabación del interior del intestino. El paciente traga la cápsula con un poco de agua y ésta va filmando durante más de 12 horas hasta que es expulsada de manera natural. A la vez que va filmando el interior del intestino las imágenes son transmitidas a una grabadora que lleva puesto el paciente con un cinturón especial. No es necesario recuperar la cápsula , sino que las imágenes se descargan posteriormente en un ordenador y se obtiene un vídeo de una calidad muy similar a la de la colonoscopia convencional. Un médico analiza posteriormente las imágenes para ver si hay alguna alteración significativa. La cápsula de colon ha demostrado ser útil para diagnosticar pólipos y otras lesiones del colon.

cce

En otro trabajo publicado por nuestro grupo del Hospital Universitario de Canarias demostramos también que es útil para terminar del ver todo el colon en aquellos casos en los que no se puede hacer una colonoscopia completa.

En el presente estudio comparamos la aceptación de la colonoscopia convencional con la aceptación de la cápsula endoscópica del colon. Se invitó a participar de manera prospectiva a familiares de primer grado de pacientes que habían sido diagnosticados de cáncer de colon o recto Incluimos de forma aleatorizada 120 pacientes en el grupo de cápsula y 113 en el grupo de colonoscopia convencional. Los pacientes podían cambar de grupo si así lo deseaban. El estudio se hizo entre julio de 2012 y diciembre de 2013. A los pacientes del grupo de cápsula con lesiones significativas (pólipos de 10 mm o más, más de dos pólipos de cualquier tamaño o cáncer) se les hizo inmediatamente una colonoscopia convencional para extirpar los pólipos o tomar biopsias del cáncer. La aceptación de la prueba fue similar en los dos grupos (55.8% en la cápsula vs 52.2% en la colonoscopia). El 57.4% se cambiaron del grupo de cápsula a colonoscopia (siendo la razón principal el no querer repetir la preparación si se encontraba algo en la cápsula) y el 30.2% de colonoscopia a cápsula (siendo la principal razón el miedo a la colonoscopia ). Se encontraron lesiones significativas en 14 pacientes (11.7%) en el grupo de cápsula y en 13 (11.5%) en el grupo de colonoscopia

La conclusiones de nuestro estudio  fueron:

  1. No hubo diferencias entre los familiares qeu aceptaron hacerse un chequeo con la cápsula comparados con los que prefirieron la colonoscopia convencional
  2. La cápsula fue tan efectiva como la colonoscopia para detectar lesiones importantes
  3. La cápsula de colon podría ser útil como método de chequeo en aquellos pacientes que no quieran hacerse una colonoscopia convencional