¿Qué es la colitis ulcerosa? La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta la mucosa o piel del colon. La inflamación comienza en el recto, la parte más distal del colon. Y se puede extender más o menos hacia la unión con el intestino delgado según cada paciente. Junto con la enfermedad de Crohn y la colitis indeterminada forman parte de la denominada enfermedad inflamatoria intestinal.

Colitis

¿Cuáles son las causas de la colitis ulcerosa? El origen de la colitis ulcerosa sigue siendo desconocido aunque cada vez más estudios científicos parecen sugerir que es el resultado una combinación de:

-alteraciones genéticas que facilitan la aparición de la enfermedad en una persona determinada

-inducida por diversos factores medioambientales , entre los que se incluyen infecciones por bacterias que producen gastroenteritis y cambios en la flora intestinal

Todo lo anterior produce una alteración del sistema inmunológico del paciente desencadenando una respuesta inflamatoria anómala que se perpetúa en el tiempo y que termina produciendo la enfermedad.Por tanto la colitis ulcerosa es un proceso inflamatorio mediante el cual el sistema inmunitario ataca tejidos del tubo digestivo, provocando lesiones de distinta gravedad. En principio el cuerpo activa sus propias defensas para protegerse del ataque de un posible agente externo (por ejemplo virus o bacterias), pero la inflamación producida acaba dañando al propio organismo.

¿Cuáles son los síntomas? El síntoma más característico es la diarrea con sangre. Puede haber otros como fiebre, dolor abdominal o tenesmo (la sensación de querer ir continuamente al baño). En alguna ocasión paradójicamente puede haber estreñimiento cuando solamente está afectada la zona distal. En algunos pacientes puede haber dolores articulares y algunas lesiones de la piel (pioderma gangrenoso y eritema nodoso).

¿Cómo se diagnostica? La colitis ulcerosa de diagnostica porque tras sospechar el médico la enfermedad por los síntomas (fundamentalmente diarrea con sangre) se hará diversas pruebas:

  • Análisis: algunos datos de los análisis de sangre (anemia, aumento de los glóbulos blancos, aumento de la proteína C reactiva o de la velocidad de sedimentación) suelen ser frecuentes en la colitis ulcerosa.
  • La colonoscopia es la prueba que suele dar el diagnóstico definitivo. En esta prueba se ve afectado el colon con la presencia más o menos extensa de inflamación del colon y úlceras.La colonoscopia permite tomar muestras o biopsias que confirmarán el diagnóstico. La colonoscopia y las biopsias también permiten generalmente distinguir la colitis ulcerosa de enfermedades muy parecidas como el Crohn.

¿Cómo suele evolucionar la enfermedad? La colitis ulcerosa suele evolucionar con periodos de síntomas (sobre todo diarrea con sangre) denominados brotes, alternando con otros en los que el paciente no presenta molestias (periodos de remisión). Es importante mantener un tratamiento crónico, aunque no hay molestias para prevenir la aparición de los brotes de la enfermedad.

¿Cuántos tipos de colitis ulcerosa hay? Hay varios tipos:

1-Según la longitud de colon que esté afectada:

  • Colitis extensa : también llamada pancolitis (pan=todo) la que llega más allá del ángulo esplénico (es decir la curva que hace el colon por debajo del bazo)
  • Colitis distal o izquierda no alcanza el ángulo esplénico
  • Proctitis cuando solamente está afectado el recto

2-Según la gravedad de los brotes:

En función del número de deposiciones, la cantidad de sangre en las deposiciones, el valor de la hemoglobina, la presencia o no de fiebre, la frecuencia cardiaca y la velocidad de sedimentación se ha propuesto la denominada clasificación de Montreal que subdivide los brotes en:

  • Leve
  • Moderado
  • Grave

¿Cómo se trata la colitis ulcerosa? Existe una gran variedad de tratamientos según la gravedad del brote (leve, moderado o grave) que pueden ser ser usados por separado o, incluso, combinándose entre sí. Destacan, por orden de menor a mayor complejidad, los tratamientos farmacológicos convencionales, las terapias biológicas y la cirugía. Otros métodos más innovadores, como el trasplante de células madre, se emplean en un limitado número de pacientes cuando han fracasado todas las opciones previas de tratamiento.

  • Los aminosalicilatos (5-ASA) y los corticoides son con frecuencia el primer paso para controlar los síntomas al disminuir la inflamación.
  • Los inmunomoduladores se utilizan con frecuencia para ayudar a mantener la remisión de la enfermedad. Reducen la actividad del sistema inmune y son eficaces para mantener la remisión.
  • Los biológicos (Anti-TNF): están indicados en personas con enfermedad activa de moderada a grave que no han respondido bien al tratamiento convencional. Pueden ayudar a controlar los síntomas y mantener la remisión; también pueden ayudar en la curación de la mucosa.
  • En ocasiones hay que requerir a la cirugía.

 

Fármacos EII

¿Algún alimento me puede perjudicar? Está demostrado que ningún alimento (incluida la leche) tiene que ver con que aparezca la colitis ulcerosa. Tampoco hay evidencia de que ningún tipo de alimento se asocie con un mayor riesgo de tener brotes de la enfermedad. Evidentemente como cualquier otra persona si un paciente con colitis nota que no le sienta bien alguna comida no debe tomarla. Sin embargo hay que tener cuidado con las dietas restrictivas en la colitis ulcerosa porque pueden llegar a producir desnutrición o carencia de determinadas vitaminas o proteínas.

¿Cada cuánto tiempo tengo que ir al médico? Dependerá de los síntomas, de la  extensión de la enfermedad, del tiempo de evolución de la misma y de la medicación que se esté utilizando en cada paciente. Sin embargo los pacientes con colitis ulcerosa deben entender que se trata de un enfermedad crónica y que tendrá que hacerse controles periódicamente.

¿Hay que llevar tratamiento siempre? La colitis ulcerosa es una enfermedad crónica que cursa con brotes de actividad y otros periodos en los que el paciente está totalmente asintomático.Por tanto habrá dos tipos de tratamientos, uno durante los brotes cuyo objetivo es controlar los síntomas y evitar la aparición de complicaciones, y otro de mantenimiento para mantener la enfermedad inactiva y evitar que aparezcan nuevos brotes.Una vez conseguido el control del brote agudo generalmente los pacientes deben llevar un tratamiento de mantenimiento indefinido. Aunque no haya síntomas se ha demostrado que el tratamiento previene los brotes de la enfermedad y las posibles complicaciones de la misma.

¿En qué se diferencia la colitis ulcerosa del Crohn? Las dos forman parte de lo que se denomina enfermedad inflamatoria intestinal. Una de las diferencias fundamentales es que la colitis solamente afecta el colon mientras que en el Crohn puede haber daño en cualquier parte del tubo digestivo. En el siguiente cuadro se pueden ver más diferencias entre ambas enfermedades:

Dif Crohn colitis

¿El colon irritable puede terminar produciendo colitis ulcerosa? El colon irritable no predispone a la aparición de ninguna otra enfermedad del colon, ni cáncer, ni enfermedad de Crohn ni colitis ulcerosa. Ahora bien se puede tener a la vez ambas enfermedades.

¿Cuándo hay que operar una colitis ulcerosa? Generalmente si hay alguna de estas situaciones:

  • Un brote grave que no responda al tratamiento médico
  • Si aparecen complicaciones graves agudas: hemorragia masiva, perforación del colon, megacolon tóxico que no responde al tratamiento médico
  • Si el paciente tiene un brote de actividad persistente o corticodependiente que no responde a tratamiento inmunosupresor
  • Si hay una estrechez o estenosis colónica que produce una oclusión
  • Aparición de cáncer de colon, displasia de alto grado o lesión asociada a displasia
  • Niños con retraso del crecimiento

 

PARA SABER MÁS

Confederación de Asociaciones de Pacientes con Crohn y Colitis Ulcerosa

Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa

Informe sobre la situación de la EII en España

Crohn and Colitis Foundation of America