Colon irritable y alergias a alimentos

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno gastrointestinal funcional muy frecuente. Su origen es multifactorial, no solamente causado por el estrés. Entre estas causas se incluyen reacciones anómalas a los alimentos. Por desgracia no hay pruebas concretas todavía que nos permitan detectar cuáles son los alimentos que le hacen daño específicamente a un persona. Sobre los famosos test de intolerancia alimentaria, tan de moda, lo mejor que se puede decir como se puede ver en este enlace de El País es que son un timo. 

En el colon irritable hay un bajo grado de inflamación de la mucosa intestinal. Hay diversas posibles causas para esto, incluyendo la dieta . Ciertos alimentos pueden desencadenar una reacción inmune alterada y / o aumentar la permeabilidad intestinal en pacientes con SII. De hecho, varios estudios han demostrado que en más de la mitad de los pacientes con SII sus síntomas empeoraron después de consumir alimentos específicos tales como productos de trigo, leche de vaca, salsas de soja y huevos.  Además, las dietas de eliminación para oligosacáridos fermentables, disacáridos, monosacáridos y polioles (la llamada dieta baja en FODMAP) y otros alimentos son efectivos para reducir los síntomas del SII. Debido a que las alergias a los alimentos generalmente son causadas por la hipersensibilidad de tipo 1 mediada por IgE, varios estudios han intentado identificar respuestas sistémicas a los antígenos de los alimentos con pruebas cutáneas o Anticuerpos Ig E en pacientes con SII. Los resultados de estos estudios no han sido concluyentes, es decir que las pruebas alérgicas convencionales no son útiles. Sin embargo es  posible que  las respuestas anormales a los alimentos estén localizadas y limitadas a la mucosa intestinal y por eso no se puedan diagnosticar con las pruebas convencionales.

Muchos estudios han investigado el papel de las alergias alimentarias en pacientes con SII ; sin embargo, los mecanismos subyacentes relacionados con ciertos alimentos no han sido completamente aclarados. En el número de Julio de Gastroenterology, se publica un trabajo de Fritscher-Ravens et al que proporciona nueva evidencia de que hay reacciones anormales a alimentos concretos y cambios fisiopatológicos asociados en pacientes con colon irritable. En este estudio se incluyeron 150 pacientes con SII a los que se le dieron determinados alimentos y se analizaron muestras de la piel del intestino delgado  mediante un sistema especial -endomicroscopía láser confocal- y estudios de inmunidad de las muestras. Los autores encontraron que cerca de dos tercios de los pacientes con colon irritable mostraron cambios en la mucosa o piel del intestino, incluyendo la aparición de fugas o brechas epiteliales y la ampliación de los espacios existentes entre las células después de darles esos alimentos. Estos cambios alteran la permeabilidad intestinal y pueden ocasionar síntomas como dolor, diarrea o hinchazón de la barriga. Aproximadamente dos tercios de los pacientes con SII que tuvieron esas reacciones alteradas de la mucosa a ciertos alimentos mostraron una mejoría de los síntomas del SII después de una dieta de exclusión de 12 meses. Estos hallazgos muestran que hay reacciones de hipersensibilidad contra ciertos alérgenos alimentarios en la mucosa intestinal de algunos pacientes con SII. 

Todavía hacen falta más estudios de tal forma que se puedan ofrecer a los pacientes con colon irritable tratamientos específicos. 

A %d blogueros les gusta esto: