Recomendaciones generales para su salud digestiva 

Tres de cada cuatro adultos tienen molestias digestivas. Un estilo de vida adecuado es el primer paso para mantener en buena forma su aparato digestivo.

Healthy gut

Algunas recomendaciones generales son:

-Consumir suficiente fibra a diario. Para esto se deben tomar frutas frescas, cereales integrales, vegetales y legumbres.

-Tomar muy poco alcohol, es decir no más de tres cervezas por día ni más de dos copas de vino. Y si se padece alguna enfermedad hepática el consejo es no beber absolutamente nada con alcohol. El vino “bueno” también tiene alcohol y todas las bebidas alcohólicas afectan al hígado, tanto si se consumen en ayunas como si se hace con la comida.

-No fumar. El tabaco es también un factor de riesgo para padecer enfermedades del aparato digestivo, como el cáncer de esófago.

-Beber suficiente agua a diario, evitando bebidas estimulantes y refrescos azucarados con gas que pueden aumentar las molestias digestivas.

-Moderar el consumo de alimentos productores de gases como las coles, cebollas, ajos y de productos con sorbitol como chicles y caramelos.

-Realizar actividad física a diario. Lo ideal es hacer al menos diez mil pasos al día pero como mínimo se debe caminar dos horas a la semana. Evitar los ejercicios físicos intensos después de haber comido.

-Fraccionar la dieta y mantener horarios estables para las comidas.

Lavarse las manos antes de las comidas.

Cepillarse los dientes después de cada comida.

-Intentar ir al baño siempre a la misma hora y sin prisas y preferentemente tras haber hecho alguna comida. La ingesta de alimentos favorece el movimiento del intestino.

-Evitar el consumo de fármacos sin control médico. Y no dejar de tomar los indicados por su médico sin antes consultarlo.

-Mantener un peso correcto para la estatura y la edad.

Recomendaciones específicas

-Prestar atención a sus síntomas y consultar con su médico en caso de presentar alguno de los siguientes:

  •             Sangrado al evacuar
  •             Cambio en el hábito intestinal habitual
  •             Pérdida de peso no intencionada
  •             Reflujo (acidez) de larga evolución
  •             Dificultar al tragar
  •             Dolor abdominal
  •             Bultos o masas en el abdomen
  •             Ictericia o coloración amarillenta de los ojos
  •             Diagnóstico reciente de anemia por falta de hierro o de  vitamina B12
  •             Elevación de las transaminasas o la fosfatasa alcalina en algún análisis

-Hacer un chequeo del aparato digestivo si:

  •             Tiene más de 50 años
  •             Tiene familiares con cáncer del aparato digestivo
  •             Ha recibido transfusiones de sangre o plasma antes de 1990
  •             Tiene tatuajes
  •             Ha tenido relaciones sexuales de riesgo

Y por supuesto seguir sus revisiones habituales como le haya aconsejado su médico en caso de haber sido diagnosticado previamente de enfermedades como: