Diverticulitis aguda: qué hacer para prevenir un nuevo episodio

La diverticulitis aguda es una inflamación de los divertículos del colon. Produce dolor, generalmente en el lado izquierdo del abdomen y en ocasiones fiebre. Generalmente se puede tratar sin cirugía. Aproximadamente el 20% de los pacientes con diverticulitis tendrá otro brote en el futuro. Hay varias cosas que se pueden hacer para reducir el riesgo de nuevos ataques. Esta guía del paciente, tomada de un artículo de Gastroenterology , explica cómo mantenerse lo más saludable posible después de recuperarse de una ataque de diverticulitis aguda.

La diverticulitis es una forma dolorosa de inflamación en el tracto digestivo. La diverticulosis es una afección en la que se presentan bolsas (o divertículos) en la pared del colon. Cuando estas bolsas se infectan o se inflaman, se produce una diverticulitis.La diverticulitis es un trastorno común. Los síntomas generalmente aparecen en unos pocos días. Pueden incluir lo siguiente:

  • Dolor abdominal y sensibilidad, a menudo en el lado inferior izquierdo
  • Fiebre
  • Cambio en los hábitos intestinales (como diarrea o estreñimiento).

Su médico generalmente puede tratar la diverticulitis con una dieta especial, descanso y, en algunos casos, antibióticos. Una vez tratadas, la mayoría de las personas comienzan a sentirse mejor en unos pocos días. Aproximadamente el 20% de los pacientes tendrá otro brote o recurrencia. Esto generalmente ocurre dentro de los 5 años posteriores al primer episodio . Si la diverticulitis sigue reapareciendo puede ser necesaria una cirugía.

Previniendo la recurrencia

1)-Aumente el consumo de alimentos ricos en fibra. La fibra es una forma de carbohidrato que ayuda a mantener el sistema digestivo saludable. Los estudios médicos sugieren que comer suficiente fibra puede ayudarlo a evitar la recurrencia de diverticulitis y reducir la necesidad de cirugía en el futuro. Se debe tratar de consumir al menos 25-30 gramos de fibra por día.

Después de que su diverticulitis hay sido tratada, debe comenzar a incrementar paulatinamente  la fibra en su dieta. La mejor manera de hacerlo es comer más alimentos vegetales. Intente obtener al menos 8 gramos en el desayuno, el almuerzo y la cena para cumplir con sus necesidades diarias. Estas son algunas formas simples  de agregar fibra a sus comidas diarias:

  • Ponga algunos arándanos o frambuesas en un batido o en un tazón de yogur. Una taza de bayas agregará de 4 a 8 gramos de fibra a su comida.
  • Las legumbres, garbanzos y lentejas son muy ricos en fibra: cada porción de ½ taza contiene de 5 a 8 gramos.
  • Nueces y palomitas de maíz. Al contrario de lo que puede haber escuchado, estos alimentos son recomendables en los pacientes con divertículos. Combine un puñado de nueces o unas cuantas tazas de palomitas de maíz con una fruta fresca. Tres tazas de palomitas de maíz y una pera, por ejemplo, contienen más de 8 gramos de fibra juntas.
  • Verduras verdes. Cuando coma ensalada, elija espinacas o col rizada mejor que la lechuga común. Cosuma espárragos o coles de Bruselas Una taza de estas verduras contiene 4 gramos de fibra.

2)-Haga ejercicio  durante al menos 90 minutos a la semana. El ejercicio es ideal para mantener un corazón, mente y peso saludables. Algunos estudios incluso sugieren que puede ayudar a prevenir la diverticulitis. Los adultos sanos deben tener al menos 90 minutos de actividad vigorosa cada semana. La actividad vigorosa es del tipo que hace que su corazón bombee y le hace sudar. Algunos ejemplos incluyen nadar o correr.

3)-Evite el uso de aspirina y antiinflamatorios. Ciertos analgésicos de venta libre (como la aspirina y los AINE, que incluyen ibuprofeno y naproxeno) pueden aumentar el riesgo de un brote futuro tras un episodio de diverticulitis. Para dolores ocasionales, lo mejor es elegir paracetamol (Termalgin®). Recuerde siempre leer las recomendaciones de sus medicamentos y no exceda las pautas de dosificación. Si el dolor dura más de una semana, consulte a un médico.

4)-Hable con su médico sobre si debe hacerse una colonoscopiaEn algunos casos la diverticulitis puede ser una señal de advertencia de cáncer de colon.Hacerse una colonoscopia puede descartar esta posibilidad. Si no se ha hecho una colonoscopia recientemente, hable con su médico para que se le programe una un par de meses después de su recuperación.

A %d blogueros les gusta esto: