La enfermedad de Crohn es una alteración que se caracteriza por una inflamación transmural de la pared del tubo digestivo. A diferencia de la colitis ulcerosa, el Crohn afecta a todo el grosor de la pared del intestino, de forma discontinua, incluso a varios segmentos distantes entre sí. Es decir, puede haber áreas de intestino preservadas entre las zonas afectadas. Aunque había sido descrita con anterioridad esta enfermedad debe su nombre a médico americanno Burrill B. Crohn que la estudió de forma sistemática en los años 30 del siglo XX en el Hospital Mount Sinai de Nueva York.

Crohn

CUÁLES SON LAS CAUSAS. La enfermedad de Crohn se produce por una respuesta inadecuada de nuestro sistema inmune hacia el propio organismo. El origen de esta respuesta inmune inadecuada es aún desconocida, aunque probablemente se deba a una actuación conjunta de factores genéticos y ambientales que condicionan alteraciones inmunológicas. De esta forma algunas personas portadoras de alteraciones en genes concretos serían más propensas a desarrollar una respuesta inmunitaria exagerada frente a determinados agentes (alimentos, gérmenes o flora intestinal) a nivel del intestino.

¿ES HEREDITARIA? En la enfermedad de Crohn están implicadas alteraciones genéticas que pueden ser transmitidas a los descendientes de los pacientes con EC. De hecho, es frecuente que en determinados grupos étnicos o familias exista una mayor probabilidad de desarrollar enfermedad de Crohn. Sin embargo, no se considera una enfermedad hereditaria en sentido estricto, ya que en su manifestación puede influir gran cantidad de factores externos. Además, se trata de una enfermedad compleja donde está involucrado más de un gen, por lo que la probabilidad de herencia directa de la enfermedad es muy reducida.

Los familiares de primer grado presentan un riesgo de padecer EC de un 5% en caso de que alguno de los progenitores la padezca; si son ambos progenitores los que padecen la enfermedad, el riesgo aumenta a un 20%. En familiares de segundo grado (abuelos, hermanos o nietos), el riesgo es mucho menor.

SÍNTOMAS.El Crohn puede afectar cualquier parte del tubo digestivo desde la boca al ano

  • El 80 por ciento de los pacientes tiene afectación del intestino delgado, sobre todo de la parte final del mismo llamada íleon. Un tercio de los pacientes tendrán afectado únicamente el íleon
  • El 50 por ciento tiene inflamación tanto del colon como del íleon
  • El 20% tienen afectado únicamente el colon
  • Un tercio tienen enfermedad perianal
  • El 5-15 por ciento tendrán afectación de la boca o el área gastro duodenal

Por eso los síntomas de la enfermedad puede variar notablemente de unos pacientes a otros ,son muy variables y es frecuente que los pacientes lleguen a tener molestias durante años antes de llegar a un diagnóstico por lo poco específico de los mismos. Los más importantes con el cansancio, una diarrea prolongada con dolor abdominal, pérdida de peso y fiebre con o sin sangrado con las deposiciones.

  1. El dolor abdominal es frecuente independientemente de la zona afectada por el Crohn. El dolor puede aparecer porque la inflamación del intestino hace que se produzcan zonas más estrechas, llamadas estenosis que pueden condicionar obstrucciones repetidas del intestino delgado o menos frecuentemente del colon. Esto puede producir dolor sobre todo en la parte inferior derecha del abdomen.
  2. La diarrea es un síntoma frecuente pero puede fluctuar a lo largo del tiempo. Puede ser debida a produccción excesiva de fluidos y una dificultad para la absorción de los mismos, a sobrecrecimiento de bacterias o a la mala absorción de sales biliares.
  3. El sangrado con las deposiciones es menos frecuente que en la colitis ulcerosa salvo en algunos pacientes con afectación del colon.
  4. Aparición de fístulas: como el Crohn puede producir una inflamación a lo largo de todo el espesor de la pared es frecuente que se formen fístulas, es decir conductos que conectan dos órganos entre sí .Pueden originarse entre el intestino y la piel -enterocutáneas-, con la vejiga de la orina -entero vesicales-, con la vagina -enterovaginales- o con otras zonas del intestino delgado -entero entéricas-Pueden dar síntomas muy diferentes según su localización , desde ser asintomáticas hasta producir masas, infecciones urinarias de repetición…
  5. Enfermedad perianal. Puede ocurrir hasta en un tercio de los pacientes con Crohn apareciendo fístulas y abscesos a veces muy complejos de tratar
  6. El cansancio es fecuente en los pacientes con Crohn. También pueden aparecer pérdida de peso o fiebre
  7. Tanto el Crohn como la colitis ulcerosa pueden producir problemas extraintestinales como artritis, síntomas oculares -uveitis, iritis y episcleritis- , problemas en la piel, en el hígado, piedras en el riñón, osteoporosis, falta de vitamina B12 , problemas pulmonares y tromboembolismos.

CÓMO SE DIAGNOSTICA. Dado que la enfermedad de Crohn puede afectar distintos sitios del tubo digestivo según cada caso, los métodos para diagnosticarla pueden variar mucho de un paciente a otro, desde análisis de sangre a gastroscopias o colonoscopias, resonancias o el uso de la cápsula endoscópica.

TRATAMIENTO. Actualmente, en el tratamiento de la enfermedad de Crohn se emplean fármacos generales para aliviar los síntomas de la enfermedad y fármacos específicos para controlar los brotes y mantener la enfermedad inactiva y asintomática. Las denominadas terapias alternativas como la homeopatía y la acupuntura no tienen ninguna utilidad en la enfermedad de Crohn y pueden ser perjudiciales.En enfermedades crónicas como el Crohn es fundamental que el paciente mantenga una buena adherencia al tratamiento , también en las fases de la enfermedad en que ésta no les esté produciendo síntomas. Hoy día hay múltiples tratamientos para el Crohn

Tratamiento de los síntomas generales

  • – Colestiramina.
  • – Loperamida.
  • – Plantago ovata.
  • – Probióticos.
  • – Suplementos minerales y vitaminas.
  • – Antibióticos.
  • – Analgésicos, antipiréticos y espasmolíticos

Los grupos de fármacos específicos más empleados son:

  • – Aminosalicilatos (5-ASA): Sulfasalazina y la Mesalazina
  • – Corticoides :Beclometasona, Budesonida, Deflazacort, Dexametasona, Hidrocortisona, Metilprednisolona y Prednisona.
  • – Inmunosupresores.Azatioprina ,mercaptopurina, metotrexato,micofenolato de mofetilo
  • – Terapia biológica Los fármacos autorizados en España son: Infliximab (Remicade®), Adalimumab (Humira®) y Golimumab (Simponi®). Actualmente está aprobado para su uso en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal un biosimilar de Infliximab, con dos nombres comerciales: Inflectra® y Remsima®.

¿QUÉ DIETA DEBE LLEVAR UN PACIENTE CON ENFERMEDAD DE CROHN? Los déficits nutricionales suelen ser frecuentes en la enfermedad de Crohn , dado que puede afectar cualquier segmento del tubo digestivo, incluido el intestino delgado, donde se produce la digestión y la absorción de los alimentos.Las causas de los déficits nutricionales en la EII son muy variadas : disminución de la ingesta de alimentos (dietas inadecuadas, alteraciones del gusto, ayuno “terapéutico”, dolor después de las comidas, etc.), aumento de los requerimientos (actividad inflamatoria, presencia de algún proceso infeccioso, etc.), aumento de las pérdidas gastrointestinales (inflamación de la mucosa, presencia de fístulas, etc.) y a la malabsorción de nutrientes (diarrea, inflamación de la mucosa, resecciones quirúrgicas previas, sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado, etc.). No existe un plan dietético generalizado para todas las personas con EII.

No se ha identificado ningún alimento o bebida como responsable directo de la aparición de un brote de la enfermedad. Además, tampoco existen evidencias científicas que prueben que un determinado tipo de dieta pueda ayudar a mantener la enfermedad en remisión o a prolongar los periodos durante los cuales los pacientes están libres de síntomas. La leche no causa la enfermedad de Crohn ni hace que aparezcan brotes.

Durante un periodo de actividad o brote de la EII, algunos alimentos o bebidas pueden empeorar los síntomas Es recomendable llevar un registro de aquellos alimentos que afectan negativamente de manera reiterada a cada paciente y comentarlo con el médico o especialista antes de eliminarlo de la dieta, ya que su eliminación puede suponer una alteración del estado nutricional (por ejemplo, si se elimina la leche o sus derivados, será necesario incorporar otras fuentes de calcio y vitamina D.

Realizar cinco comidas al día y comer relajadamente ingiriendo una menor cantidad de comida por toma, intentando si es posible realizar al menos 5 comidas.Beber una cantidad suficiente de líquidos para mantener una adecuada hidratación y reponer las pérdidas intestinales. El consumo de fibra en personas con enfermedad de Crohn en periodos de actividad puede aumentar los síntomas intestinales por lo que es recomendable seguir una dieta con bajo contenido en fibra.

 

PARA SABER MAS

Grupo Español para el Estudio de la Enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa

Asociación de pacientes con Crohn y Colitis Ulcerosa de España

Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU -en español-

Sociedad Americana de Cirujanos de Colon y Recto -en español-